domingo, 16 de septiembre de 2012

LA CONFIGURACION DEL TERRITORIO NACIONAL EN EL S. XIX

La estructura territorial del Perú prehispánico se desarrollo a través de un gran eje longitudinal forjado desde el horizonte intermedio con Wari y Tiawanacu hasta el horizonte tardio y el gran Imperio de los Incas mediante el Qapac Ñan que le dio sentido a este basto territorio.
En la colonia el modelo del Virreyanto se desarrollo mediante una red o gran retícula superpuesta sobre todo el territorio colonizado a manera de un nuevo organismo parasitario sostenido por el espacio "americano" basado en pueblos y curatos que extraían las riquezas para luego ser conducidas al otro lado del continente por un intrincado sistema de caminos.
Sobre el s. XVIII tendrá lugar la primera crisis de este modelo monstruoso derivando en nuevos virreynatos lo cual dio lugar a que la gran red se tensionara hacia las nuevas sedes virreynales y salidas marítimas al viejo continente propiciando el modelo territorial de las centralidades y el viejo paradigma de centro periferie.
La república heredaría este modelo pernicioso del centro - periferie, la cual tendrá su primera crisis nacional con la creación de la Confederación Peruano - Boliviana entre 1836 a 1839 basado en el anquilosado modelo del s. XVIII pero con el agravante del sentimiento regionalista imperfecto del norte, centro y sur sobre el cual se superpone la costa, sierra y selva; es decir el modelo europeo de las centralidades regionales horizontales y el desarrollo longitudinal del mítico Tahuantinsuyo andino.
El ferrocarril es un sistema modelado en la explotación del territorio sin ninguna intención de articulación, es la fragmentación territorial o parcelación, basada en los centros de producción y los puertos.
El s. XIX acabaría de esta manera dividiendo el país en el norte, centro y sur y dentro de éstas áreas en fajas: costa, sierra y selva; dependientes de las zonas productivas y el puerto y todo lo que en esa relación se desarrolle tendrá valor.

12 comentarios:

  1. ARQUITECTURA REPUBLICANA

    ANTECEDENTES:

    Hacia fines del siglo XVIII, la traza urbana se consolidó, fue totalmente ocupada y al punto que el ambiente construido empieza a desbordar el damero integrando las zonas contiguas de manera desordenada y según la necesidad de espacio, por lo que la ciudad debe expandirse hacia el campo, mediante una red de caminos que a la vez fue el sustento de su economía agrícola. Con la introducción de nuevos materiales, estilos, la cuidad mantiene su hegemonía y liderazgo regional y además busca mejoras su infraestructura de servicios básicos y equipamiento.

    A partir del siglo XIX los estilos ya no engloban todas las artes. El último estilo global es el Neoclásico.
    A partir de 1820-30 la arquitectura sigue una evolución propia y la escultura y sobre todo la pintura llevan una evolución diferente.
    La segunda característica general es que en el siglo XIX dentro de la arquitectura se produce una bifurcación basada en la estructura docente.

    CARACTERISTICAS:

    Esta etapa la economía se basada en el feudalismo y la agro-exportación da inicio a verdadera transformación de la capital y la sociedad peruana.

    • La arquitectura republicana se caracterizó por que en ella se podía expresar la cultura y la creatividad de los pioneros de la arquitectura, empezando desde la costa, principalmente en Lima, creando una especie de centralismo y el declive de varias ciudades pujantes en la serranía peruana como era antes en las épocas anteriores. “La pérdida de vitalidad de muchas de las ciudades del interior del país, la decadencia de los obrajes y de la minería, y la acentuación del centralismos de Lima caracterizaron a los inicios de la República
    • En 1870, se terminó de destruir las murallas que fueron construidas durante la época colonial para proteger la cuidad de Lima de la expansión de los ingleses en el territorio.”(…) El afianzamiento de la República y la riqueza del guano y del salitre produjeron un nuevo auge, cuya expresión natural sería los proyectos de expansión urbana y la destrucción de las murallas “La modernización se manifestó, por ejemplo, en la introducción del ferrocarril (1851). En el campo de la construcción y la arquitectura, la transformación estuvo relacionada a la aparición en el Perú de los ingenieros y del nuevo tipo de arquitecto del siglo XIX.

    • Además, en la época de la llamada República Aristocrática (1895-1919), la arquitectura, surgió un nuevo estilo en el que los pabellones de exhibición al estilo europeo, en Lima era representado por el Palacio de la Exposición, que fue el principal centro de expresión cultural, símbolo de la época de los empréstitos que se dieron durante el gobierno de Balta.” La estructura modular del Palacio, formada por esbeltas columnas de fierro fundido, era un rasgo moderno que combinaba con elementos tradicionales, como son el patio y las fachadas del estilo renacentista.
    • Asimismo, la arquitectura republicana deja de lado el estilo neoclásico de la colonia y se basa en un estilo netamente Académico o Clásico “seguidor de los cánones de composición y ornamentación de la academias de arquitectura europeas particularmente de la Escuela de Bellas Artes del París. Es allí donde surge el deseo se expresar una arquitectura nacional y propia llamada “arquitectura peruana”

    El carácter “peruano” lo dio primordialmente el ropaje decorativo y el uso de determinados elementos que evocaban los modos de la arquitectura del pasado peruano, tales como los balcones de celosías, los vanos trapezoidales, los contrafuertes o las portadas.

    Por ello, nace la necesidad de crear un nuevo estilo de arquitectura en el cual se plasmara los ideales de “Libertad, Igualdad y Fraternidad”, ya que la nueva República renacía con la idea de ser independientes y no se podía ser ajeno a las bases de la civilización vista en épocas anteriores y decidieron retomar un estilo que combinara la decoración exterior e interior resaltando la cultura preincaica e incaica, manteniendo los planos estructurales de las casas antiguas

    ResponderEliminar
  2. LA CONFIGURACION DEL TERRITORIO NACIONAL EN EL S. XIX

     El desarrollo de los centros urbanos ligados a la producción: La Oroya en el centro y al finalizar el período. El inicio de la construcción de talara. Ambas simbolizan la modernidad que tenía el país.
     Migración a las ciudades generaron las barriadas lo cual se da de manera precaria e improvisada.
     Predominio de la economía y pensamiento capitalista produce cambios más rápidos: mayor movilidad social.
     En Lima: se produce el efecto de conurbación urbana (ciudades pequeñas) para formar una sola por efecto de la expansión urbana: generaría más adelante microcefalia urbana.
     Procesos de expansión y cambio en las principales ciudades: Lima, Arequipa, Trujillo, Piura y Cuzco, predominando el urbanismo figurativo.
     Las ciudades crecerían a través de importantes ejes, se planearon y ejecutaron enormes avenidas (de circunvalación y de conexión interurbana).
     Los mismos que originarían la consolidación de distritos y urbanizaciones.
     El parque automotor comienza a extenderse, lo que impactó en las zonas antiguas concebidas para carruajes.

    Brizeyda Taco Pumacota
    Historia 6

    ResponderEliminar
  3. CENTRALIDADES TERRITORIALES: MODELO QUE FUE USADA POR LOS VIREYNATOS
    La condición de centralidad territorial le asigna a la ciudad importancia en la estructura regional al cumplir un doble rol polarizador de irradiación/atracción; dicha importancia se explica mediante indicadores claves tales como la relación rango-tamaño, la acción regionalizante del comercio, la irradiación cultural y científica, el dinamismo industrial multiplicador, la atracción financiera y la eficiencia de gestión.
    LA CONFEDERACION PERUANA BOLIVIANA: CONSOLIDAR UN GRAN TERRITORIO ANDINO . COMO LO ERA ANTES EL TAHUANTINSUYO.
    La confederación tuvo una existencia de tres años. Aunque su comienzo institucional surgió con la declaración de su constitución en 1837, su vigencia dató desde 1836 de facto con el término de la Guerra entre Salaverry y Santa Cruz hasta 1839 con la disolución hecha por Agustín Gamarra debido a la guerra declarada por el gobierno de Chile, la Confederación Argentina y los peruanos contrarios al proyecto de Santa Cruz.
    LA RED FERROVIARIA :PERMITIO UNA ARTICULACION SEGMENTADA DEL TERRITORIO PERUANO
    El primer ferrocarril o “caballo de hierro” del Perú y América del Sur fue construido durante el primer gobierno de Ramón Castilla (1851) y cubría la ruta Lima- Callao.
    Este sistema de comunicación de la red ferroviaria a nivel nacional fomentaría el desarrollo del comercio y la industria del Perú. Pero a medida que crecía, termino desarticulando el territorio peruano ,ya que se construyeron tramos en la zona sur , centro y norte .

    ResponderEliminar
  4. Después de la Guerra de Independencia, Lima se convirtió en la capital de la República del Perú pero el estancamiento económico y desorden político del país paralizó su desarrollo urbano. Esta situación se revirtió en la década de 1850, cuando los crecientes ingresos públicos y privados derivados de la exportación del guano permitieron una rápida expansión de la ciudad.25 En los veinte años siguientes, el Estado financió la construcción de edificios públicos de gran tamaño para reemplazar los antiguos establecimientos virreinales, entre estos se encuentran el Mercado Central, el Camal General, el Asilo Mental, la Penitenciaría y el Hospital Dos de Mayo.26 También hubo mejoras en las comunicaciones; en 1850 se completó una línea de ferrocarril entre Lima y Callao y en 1870 se inauguró un puente de hierro sobre el río Rímac, bautizado como Puente Balta.27 En 1872 se demolieron las murallas de la ciudad previendo un mayor crecimiento urbano a futuro.28 Sin embargo, este periodo de expansión económica también ensanchó la brecha entre ricos y pobres, produciendo un extendido descontento social.29
    Durante la Guerra del Pacífico (1879–1883), el ejército chileno ocupó Lima después de derrotar a las tropas peruanas en las batallas de San Juan y Miraflores. La ciudad sufrió los desmanes de los invasores, quienes saquearon museos, bibliotecas públicas e instituciones educativas.30 Al mismo tiempo, turbas enardecidas atacaron a los ciudadanos pudientes y a la colonia asiática, saqueando sus propiedades y negocios.31
    Después de la guerra, la ciudad atravesó por un proceso de renovación urbana y expansión desde la década de 1890 hasta la de 1920. Ya que el centro de Lima se hallaba sobrepoblado, en 1896 se estableció el área residencial de La Victoria como un barrio obrero.32 Durante este período la configuración de la urbe fue modificada por la construcción de grandes avenidas que entrecruzaron la ciudad y la conectaron con poblados vecinos como Miraflores.33 Entre las décadas de 1920 y 1940, muchos edificios del centro histórico fueron reconstruidos, incluyendo el Palacio de Gobierno y el Palacio Municipal.34
    El 24 de mayo de 1940, un terremoto destruyó gran parte de la ciudad, que por entonces estaba construida principalmente con adobe y quincha. En la década de 1940, Lima inició un período de acelerado crecimiento como consecuencia de la inmigración desde las regiones andinas del Perú. La población, estimada en 0,6 millones de habitantes en 1940, alcanzó 1,9 millones en 1960 y 4,8 millones en 1980.35 El área urbana, anteriormente confinada a una zona triangular delimitada por el centro histórico, El Callao y Chorrillos, se extendió más allá del río Rímac por el norte, a lo largo de la Carretera Central por el este, y también más hacia el sur.36 Durante este periodo se llevaron a cabo una serie de obras públicas importantes, principalmente bajo los gobiernos de Manuel A. Odría (1948–1956) y Juan Velasco Alvarado (1968–1975). El Brutalismo fue el estilo arquitectónico predominante durante la década de 1970, tal como lo ejemplifica el masivo edificio de Petroperú, construido para albergar la sede de la compañía de petróleo estatal.37 Aun así, el crecimiento poblacional rebasó el desarrollo de los servicios públicos, llevando a la proliferación de barriadas, conocidas localmente como "pueblos jóvenes". De acuerdo al censo de 1993, la población de la ciudad ascendía a 6,4 millones de habitantes, equivalente a un 28,4% del total de la población del Perú en comparación con el 9,4% que representaba en 1940.35

    ResponderEliminar
  5. ALUMNA: MAYERLY NAVARRO CHIRINOS

    LA CONFIGURACION DEL TERRITORIO NACIONAL EN EL S. XIX

    El primer período de la arquitectura republicana abarca desde principios del siglo XIX hasta la década de 1870 a 1880. Es la primera manifestación arquitectónica del Perú como nación independiente. El término arquitectura republicana ha sido tácitamente admitido como apelativo de la arquitectura costeña de gran parte del siglo XIX. Parece ser adecuado porque evoca un contraste con el término arquitectura colonial o virreinal". Desde el comienzo de la era republicana, la cultura y la creatividad arquitectónica comenzaron a concentrarse, primero en la costa (con excepción de la ciudad de Arequipa) y después en Lima. Este fue un síntoma del centralismo incipiente y del decaimiento de las pujantes ciudades serranas de las épocas incaica y Virreinal"
    "Diferencia importante con la arquitectura colonial (o virreinal), es que en la colonia se construyeron importantes monumentos religiosos (iglesias y conventos) aparte de la arquitectura doméstica o civil, mientras que en la República no se construye ya casi ninguna iglesia o convento debido al debilitamiento de la vida eclesiástica después de la Independencia y por el carácter laicista del mismo siglo. En América se debilitó la preeminencia cultural eclesiástica y su rol de centro espiritual de la vida social. La fe siguió siendo católica, pero los términos más importantes de la arquitectura fueron únicamente la casa urbana, el rancho y la casa hacienda.
    El ferrocarril será reemplazado por el automotor y se privilegiará la construcción de vías terrestres, 20,000 kilómetros mediante la Ley de Conscripción vial. Se avanza la construcción de la carretera Panamericana, consolidándose la integración del eje costero, en el centro y el sur los dos ejes transversales se consolidan por la actividad minera y comercial respectivamente. Procesos de expansión y cambio en las principales ciudades: Arequipa, Trujillo, Piura y Cuzco, predominando el urbanismo figurativo.
    Tumbes y su efímero esplendor alrededor de la producción agrícola (tabaco y plátano) configurarán su mejor momento a través de un urbanismo de matriz orgánica-pragmática.
    Chiclayo, con una traza geométrica regular con un tejido y trama urbana densa, desarrolla en este periodo un variado y pintoresco historicismo, junto a un respetable conjunto de art déco.
    La Oroya en el centro y al finalizar el periodo, el inicio de la construcción de Talara simbolizan el desarrollo de los centros urbanos ligados a la producción y la dosis de Modernización que ellos representan, en particular el segundo, sin duda la primera ciudad moderna del país. Paralelamente, los ingenios azucareros planificados tienen aquí su periodo terminal, mientras las construcciones para la industria reflejarán la ambigua situación de optimismo pero también de precariedad.
    A nivel del diseño urbano, crisis definitiva del espacio continuo, el alineamiento y el perfil urbano regular y sin grandes contrastes. En el centro limeño se lleva a cabo la tercerización que sustituye edificios, usos y modifica dimensiones, escala y proporción de las calles. En los nuevos suburbios los lotes desarrollan retiros, sobre los que se levantan pintorescas viviendas de variados estilos y morfologías.

    ResponderEliminar
  6. >>> LA CONFIGURACIÓN DEL TERRITORIO NACIONAL EN EL SIGLO XIX <<<

    º Características generales:
    - La primera característica general es la desconexión entre la arquitectura y el resto de las artes
    plásticas, escultura y pintura. A partir del siglo XIX los estilos ya no engloban todas las artes. El último estilo global es el Neoclásico. A partir de 1820-30 la arquitectura sigue una evolución propia y la
    escultura y sobre todo la pintura llevan una evolución diferente.
    - La segunda característica general es que en el siglo XIX dentro de la arquitectura se produce
    una bifurcación basada en la estructura docente.

    º LA REPÚBLICA

    - Esta etapa representada por el oncenio de Leguía, donde la economía se basada en el feudalismo y la agroexportación da inicio a verdadera transformación de la capital y la sociedad peruana.

    - Se caracterizó por que en ella se podía expresar la cultura y la creatividad de los pioneros de la arquitectura, empezando desde la costa, principalmente en Lima, creando una especie de centralismo y el declive de varias ciudades pujantes en la serranía peruana como era antes en las épocas anteriores. “La pérdida de vitalidad de muchas de las ciudades del interior del país, la decadencia de los obrajes y de la minería, y la acentuación del centralismos de Lima caracterizaron a los inicios de la República.

    - En el año 1870, se terminó de destruir las murallas que fueron construidas durante la época colonial para proteger la cuidad de Lima de la expansión de los ingleses en el territorio.”(…) El afianzamiento de la República y la riqueza del guano y del salitre produjeron un nuevo auge, cuya expresión natural sería los proyectos de expansión urbana y la destrucción de las murallas. (García 1980:137)”. Durante la época del guano, la clase aristocrática se enriqueció dando paso a las grandes transformaciones de Lima como la demolición de la muralla y el ascenso de la aristocracia al poder1. “La modernización se manifestó, por ejemplo, en la introducción del ferrocarril (1851). En el campo de la construcción y la arquitectura, la transformación estuvo relacionada a la aparición en el Perú de los ingenieros y del nuevo tipo de arquitecto del siglo XIX.

    - La arquitectura republicana deja de lado el estilo neoclásico de la colonia y se basa en un estilo netamente Académico o Clásico “(…) seguidor de los cánones de composición y ornamentación de la academias de arquitectura europeas particularmente de la Escuela de Bellas Artes del París (…) (Rodríguez 1983:24)”, pues es allí donde surge el deseo se expresar una arquitectura nacional y propia llamada “arquitectura peruana”

    - La nueva República renacía con la idea de ser independientes y no se podía ser ajeno a las bases de la civilización vista en épocas anteriores y decidieron retomar un estilo que combinara la decoración exterior e interior resaltando la cultura preincaica e incaica, manteniendo los planos estructurales de las casas antiguas.

    ALUMNO: CRISTHIAN FLORES HUAÑEC
    CUI: 20070506
    CURSO: HISTORIA 6B

    ResponderEliminar
  7. El territorio peruano ha sido ocupado y organizado a lo largo de la historia de diferentes maneras, con la finalidad de administrar y controlar el espacio y los recursos que en él se encuentran. La forma en que las antiguas civilizaciones prehispánicas organizaron sus territorios fue muy diversa. En la época del Tahuantinsuyo, el espacio se dividió en cuatro suyos, teniendo como centro la ciudad del Cusco; la población se encontraba dispersa y sólo había unos pocos núcleos urbanos. Con la conquista y colonización española se establecieron corregimientos (y luego intendencias). La población fue concentrada en pueblos («reducciones») y la dispersión empezó a reducirse, tendencia que se acentuó durante la etapa republicana.

    En el siglo XVIII se crearon las intendencias, distritos que correspondían a los obispados que ya existían, como Ayacucho, Cusco, Lima o Trujillo. En la primera mitad del siglo XIX, con las intendencias convertidas en departamentos, se crearon las juntas departamentales y las provincias, que dieron origen a la configuración actual de la organización territorial.

    ResponderEliminar
  8. ARQUITECTURA REPUBLICANA

    ANTECEDENTES:

    Fines del siglo XVIII, la traza urbana se consolidó, fue totalmente ocupada y al punto que el ambiente construido empieza a desbordar el damero integrando las zonas contiguas de manera desordenada y según la necesidad de espacio, por lo que la ciudad debe expandirse hacia el campo, mediante una red de caminos que a la vez fue el sustento de su economía agrícola. Con la introducción de nuevos materiales, estilos, la cuidad mantiene su hegemonía y liderazgo regional y además busca mejoras su infraestructura de servicios básicos y equipamiento.

    A partir del siglo XIX los estilos ya no engloban todas las artes. El último estilo global es el Neoclásico.
    A partir de 1820-30 la arquitectura sigue una evolución propia y la escultura y sobre todo la pintura llevan una evolución diferente. La segunda característica general es que en el siglo XIX dentro de la arquitectura se produce una bifurcación basada en la estructura docente.

    CARACTERISTICAS:
    Esta etapa la economía se basada en el feudalismo y la agro-exportación da inicio a verdadera transformación de la capital y la sociedad peruana.

    La arquitectura republicana se caracterizó por que en ella se podía expresar la cultura y la creatividad de los pioneros de la arquitectura, empezando desde la costa, principalmente en Lima, creando una especie de centralismo y el declive de varias ciudades pujantes en la serranía peruana como era antes en las épocas anteriores.

    En la época de la llamada República Aristocrática (1895-1919), la arquitectura, surgió un nuevo estilo en el que los pabellones de exhibición al estilo europeo, en Lima era representado por el Palacio de la Exposición, que fue el principal centro de expresión cultural, símbolo de la época de los empréstitos que se dieron durante el gobierno de Balta.

    la arquitectura republicana deja de lado el estilo neoclásico de la colonia y se basa en un estilo netamente Académico o Clásico “seguidor de los cánones de composición y ornamentación de la academias de arquitectura europeas particularmente de la Escuela de Bellas Artes del París

    Nace la necesidad de crear un nuevo estilo de arquitectura en el cual se plasmara los ideales de “Libertad, Igualdad y Fraternidad”, ya que la nueva República renacía con la idea de ser independientes y no se podía ser ajeno a las bases de la civilización vista en épocas anteriores y decidieron retomar un estilo que combinara la decoración exterior e interior resaltando la cultura preincaica e incaica, manteniendo los planos estructurales de las casas antiguas.

    ResponderEliminar
  9. LA CONFIGURACIÓN DEL TERRITORIO NACIONAL EN EL SIGLO XIX
    ANTECEDENTES:
    Fines del siglo XVIII, la traza urbana se consolida, se ocupó en su totalidad y al punto que el ambiente construido empieza a desbordar el damero integrando las zonas contiguas de manera desordenada y según la necesidad de espacio, la ciudad debe expandirse hacia el campo, mediante una red de caminos que a su vez fue el sustento de su economía agrícola. Con la introducción de nuevos materiales, estilos, la cuidad mantiene su hegemonía y liderazgo regional y además busca mejoras su infraestructura de servicios básicos y equipamiento.

    A partir del siglo XIX los estilos ya no se rigen todas las artes. El último estilo global es el Neoclásico.
    A partir de 1820-30 la arquitectura sigue una evolución propia y la escultura y sobre todo la pintura llevan una evolución diferente. La segunda característica general es que en el siglo XIX dentro de la arquitectura se produce una bifurcación basada en la estructura docente.
    Tiene dos características importantes: La primera característica general es la desconexión entre la arquitectura y el resto de las artes plásticas, escultura y pintura. A partir del siglo XIX los estilos ya no engloban todas las artes. El último estilo global es el Neoclásico. A partir de 1820-30 la arquitectura sigue una evolución propia y la escultura y sobre todo la pintura llevan una evolución diferente. La segunda característica general es que en el siglo XIX dentro de la arquitectura se produce una bifurcación basada en la estructura docente.

    LA REPÚBLICA Y SU ARQUITECTURA
    Esta etapa representada por el oncenio de Leguía, donde la economía se basada en el feudalismo y la agro exportación da inicio a verdadera transformación de la capital y la sociedad peruana.
    Se caracterizó por que en ella se podía expresar la cultura y la creatividad de los pioneros de la arquitectura, empezando desde la costa, principalmente en Lima, creando una especie de centralismo y el declive de varias ciudades pujantes en la serranía peruana como era antes en las épocas anteriores. “La pérdida de vitalidad de muchas de las ciudades del interior del país, la decadencia de los obrajes y de la minería, y la acentuación del centralismos de Lima caracterizaron a los inicios de la República.
    En el año 1870, se terminó de destruir las murallas que fueron construidas durante la época colonial para proteger la cuidad de Lima de la expansión de los ingleses en el territorio.”(…) El afianzamiento de la República y la riqueza del guano y del salitre produjeron un nuevo auge, cuya expresión natural sería los proyectos de expansión urbana y la destrucción de las murallas. (García 1980:137)”. Durante la época del guano, la clase aristocrática se enriqueció dando paso a las grandes transformaciones de Lima como la demolición de la muralla y el ascenso de la aristocracia al poder1. “La modernización se manifestó, por ejemplo, en la introducción del ferrocarril (1851). En el campo de la construcción y la arquitectura, la transformación estuvo relacionada a la aparición en el Perú de los ingenieros y del nuevo tipo de arquitecto del siglo XIX.
    La arquitectura republicana deja de lado el estilo neoclásico de la colonia y se basa en un estilo netamente Académico o Clásico “seguidor de los cánones de composición y ornamentación de la academias de arquitectura europeas particularmente de la Escuela de Bellas Artes del París (…) (Rodríguez 1983:24)”, pues es allí donde surge el deseo se expresar una arquitectura nacional y propia llamada “arquitectura peruana”.
    La nueva República renacía con la idea de ser independientes y no se podía ser ajeno a las bases de la civilización vista en épocas anteriores y decidieron retomar un estilo que combinara la decoración exterior e interior resaltando la cultura preincaica e incaica, manteniendo los planos estructurales de las casas antiguas.
    ALUMNO: VALDIVIA CALCINA JAIME DANIEL
    CUI: 20070515
    CURSO: HISTORIA 6B

    ResponderEliminar
  10. Según el Arq. José García Bryce, estudioso de nuestra arquitectura, "el primer período de la arquitectura republicana abarca desde principios del siglo XIX hasta la década de 1870 a 1880. Es la primera manifestación arquitectónica del Perú como nación independiente. El término arquitectura republicana ha sido tácitamente admitido como apelativo de la arquitectura costeña de gran parte del siglo XIX. Parece ser adecuado porque evoca un contraste con el término arquitectura colonial o virreynal". Desde el comienzo de la era republicana, la cultura y la creatividad arquitectónica comenzaron a concentrarse, primero en la costa (con excepción de la ciudad de Arequipa) y después en Lima. Este fue un síntoma del centralismo incipiente y del decaimiento de las pujantes ciudades serranas de las épocas incaica y Virreynal"
    "Diferencia importante con la arquitectura colonial (o vírreynal), es que en la colonia se construyeron importantes monumentos religiosos (iglesias y conventos) aparte de la arquitectura doméstica o civil, mientras que en la República no se construye ya casi ninguna iglesia o convento debido al debilitamiento de la vida eclesiástica después de la Independencia y por el carácter laicista del mismo siglo. En América se debilitó la preeminencia cultural eclesiástica y su rol de centro espiritual de la vida social.La fe siguió siendo católica, pero los términos más importantes de la arquitectura fueron únicamente la casa urbana, el rancho y la casa hacienda.
    "La planificación de la casa republicana se mantuvo dentro de la antiquísima tradición mediterránea de ambientes organizados alrededor de patios relativamente cerrados al exterior, como habían sido en la época virreynal. Tampoco variaron las necesidades y forma de vida, y muchas casas republicanas en Lima en Trujillo y Arequipa, no son sino casas coloniales reconstruidas, en las cuales se han aprovechado los muros y los techos de las antiguas estructuras. Más notoria fue la transformación de la estilística y del lenguaje arquitectónico: se abandonaron las formas barrocas y rococó y se adoptaron las neoclásicas".
    Los arquitectos buscaron la belleza en el renacimiento de las formas puras de Grecia y de Roma, abandonándose el barroco con su última expresión, el rococó, como a expresiones estilísticas del absolutismo y la contrarreforma características de la corrompida sociedad cortesana, encontrando, más bien, con el desarrollo de la Arqueología europea, en Grecia y Roma los símbolos de la democracia y virtud republicanas.

    alumno:Mauricio Butron Aguilar

    ResponderEliminar
  11. El Período Republicano, va a significar para Arequipa el surgir como centro hegemónico del Sur, incrementando a sus funciones administrativas, políticas y comerciales, las del comercio lanero, la cual se va a ver fortalecida con la introducción del Ferrocarril (1871). Este importante acontecimiento se sumaría a otro: el gran terremoto de 1868; ambos factores tuvieron un gran impacto regional (permitió una mejor integración costa – sierra y la hegemonía de Arequipa en el Sur), en lo urbano (propició la expansión y densificación de la ciudad y modernizó sus servicios) y en lo arquitectónico (introdujo nuevos materiales de construcción).
    Tras el terremoto de 1868, la llegada del ferrocarril y la tragedia de la Guerra del Pacífico, Arequipa desarrolla un nuevo auge económico. Se introducen estilos europeos, ingleses y franceses de arquitectura y urbanismo, surgen nuevos elementos urbanos como el boulevard, la alameda y el malecón. La ciudad procede a los ensanches trazando avenidas como Siglo XX y Boulevard Parra, se formaron barrios arborizados como El Vallecito hacia el sur y se creció hacia Yanahuara con la construcción del Puente Grau. En el centro, la traza urbana se incrementa dando continuidad a la estructura anterior, densificándose el damero con la incorporación de segundos pisos, sin embargo, se mantiene la presencia de las torres y cúpulas de las iglesias.
    Para entonces, el centro había dejado de ser el núcleo compacto del período virreinal centralizado en el espacio de la Plaza de Armas, se expande e incorporan nuevas áreas dando lugar al desplazamiento de la población asentada a la periferia, provocando un cambio del uso residencial hacia nuevos usos como los comerciales, servicios y la gestión.

    ALUMNO MAURICIO BUTRON AGUILAR

    ResponderEliminar